Búsqueda
 
     
 


 
     
 
     
     
    Contacto
     
    Nombre:

Comentario:

¿Eres humano?
   
 
       
     
     
   
 
10 películas que todo abogado debe ver


Feb 8, 2016 - 2:41:48 PM

Envía por Email
 Impresión Amigable


Artículo de Miguel Carbonell publicado el día de hoy en La Silla Rota.


10 películas que todo abogado debe ver

Miguel Carbonell


Hay muchas formas de aprender derecho. Una de ellas puede ser a través de distintas expresiones artísticas, como la pintura, la música y desde luego el cine.

Los fenómenos jurídicos han estado presentes en distintos géneros cinematográficos, que reflejan de manera nítida cuestiones sobre las que todo abogado debe reflexionar.

Son muchas las películas que se podrían recomendar para entender mejor el enorme impacto del derecho en las relaciones sociales, políticas, económicas, familiares, mediáticas, etcétera.

A continuación me permito sugerirles algunas de las que considero que son imprescindibles, dado lo mucho que podemos aprender de ellas y por la excelencia de su realización.

 

1) “Matar a un ruiseñor”.

Estrenada en 1962, se trata de la película que lleva a la gran pantalla la exitosa novela del mismo título, escrita por Harper Lee.

Se trata de la emotiva historia de un abogado que ejerce en el ámbito rural, pero narrada a través de los ojos de su pequeña hija Scout. El papel del protagonista principal, un verdadero superhéroe de la abogacía llamado en la novela Atticus Finch, recae en un dignísimo y elegantísimo Gregory Peck. En el año 2003 el “American Film Institute” consideró a Atticus Finch como el más grande héroe cinematográfico del siglo XX.

La película nos advierte sobre los prejuicios sociales, a través de lo que acontece dentro y fuera de un juicio por violación, en el que el acusado es un hombre de color. La tarea de Atticus Finch es convencer al jurado de que observe las pruebas que en efecto existen, en vez de dejarse llevar por sus prejuicios raciales.

A lo largo de la película sucederán algunos eventos dramáticos que ponen a prueba la fe de Atticus en el derecho y en las autoridades encargadas de custodiar y proteger a su defendido.

 

2) “12 hombres en pugna”.

 

En el sistema jurídico de los Estados Unidos el jurado popular es una institución que goza de un gran arraigo. Se han hecho muchas películas en las que aparece el jurado, aunque su impacto no se limita al cine, sino que está presente en una multitud de momentos de la historia de ese país.

Pues bien, la película “12 hombres en pugna”, estrenada en el año 1957, trata de una deliberación del jurado en un caso de homicidio. Toda la trama transcurre en la propia sala del jurado y se basa en la duda que tiene uno de los 12 jurados, el número 8 (protagonizado por un excelente Henry Fonda), sobre la culpabilidad del acusado.

La película ilustra lo peligroso que puede resultar el consenso popular o la opinión mayoritaria, cuando están en juego los derechos fundamentales de las personas, algo sobre lo que han escrito mucho, autores como Luigi Ferrajoli o Ronald Dworkin.

Además, es un excelente recordatorio de la necesidad de revisar con detalle los hechos alrededor del caso, sin dejarnos llevar por las primeras impresiones o por lo que pudiera parecer obvio en un determinado caso.

Aunque en México no se realizan juicios con la institución del jurado, la película puede ser muy interesante para los abogados mexicanos ya que ilustra diversos aspectos del razonamiento jurídico y de la forma en que las razones se van construyendo a través del diálogo para llegar a la mejor solución de un caso concreto. Quizá podamos resumir el mensaje de esta película con la siguiente frase: la mayoría también se equivoca (y con frecuencia lo hace).

 

3) “Anatomía de un asesinato”.

Estelarizada por el famoso actor James Stewart, esta película trata de un juicio por asesinato, en el que nada es como parece.

Sirve para ilustrar las dificultades que a veces tiene el abogado para lidiar con sus propios clientes. En la película el abogado debe enfrentarse a un cliente desconfiado, malhumorado y reticente, que además tiene una esposa (supuesta víctima del delito de violación) que le hace el trabajo muy difícil.

También nos ilustra sobre el papel del abogado cuando su cliente decide declararse culpable desde el inicio del juicio. ¿Qué sentido tiene entonces la defensa? ¿Qué puede hacer un abogado cuando eso sucede y qué estrategias de litigación debe seguir? Estas son las preguntas que podemos ver muy bien ilustradas en esta película.

Un aspecto interesante de la película, al margen de las cuestiones legales, es su banda sonora. Si les gusta el jazz la van a disfrutar mucho.

 

4) “Philadelphia”.

 

Con una magistral actuación de Tom Hanks y de Denzel Washington, esta película de 1993 nos habla de la discriminación que sufren las personas (también los abogados), por cuestiones de salud. En concreto, relata el estigma que supuso durante muchos años (y quizá todavía hoy, en ciertos países y ámbitos sociales) el VIH/SIDA.

Su protagonista es un exitoso abogado de un gran despacho que es despedido de forma injustificada y decide demandar al propio despacho. La historia está inspirada en parte por hechos reales: en 1987 el abogado Geoffrey Bowers demandó al gigantesco despacho Baker & McKenzie por discriminación y despido injustificado.

La brillante interpretación de Tom Hanks le permitió ganar el Premio Óscar por mejor actor principal; y la canción “Las calles de Philadelphia” (interpretada por Bruce Springsteen) ganó el Óscar a Mejor Canción Original.

 

5) “Se presume inocente”.

 

Harrison Ford estelariza esta película, en la que un fiscal de distrito (prosecuting attorney) es acusado de violar y matar a su amante, interpretada en el film por Greta Scacchi.

Se trata de la adaptación cinematográfica de una novela de Scott Turow, autor también de un muy recomendable libro sobre sus experiencias como estudiante de primer año de derecho en la Universidad de Harvard (“One L”, es su título y, hasta donde tengo información, no ha sido traducida al español).

En la película se ilustra muy bien la importancia de la “cadena de custodia”, de manera que todos los indicios que se hallen en la escena del crimen sean adecuadamente preservados y guardados, hasta que se puedan presentar ante la autoridad judicial.

 

6) “El misterio de Von Bulow”

 

Alan Dershowitz es uno de los abogados más famosos de los Estados Unidos. A lo largo de sus más de 40 años como litigante y profesor universitario se ha hecho cargo de varios casos de alto impacto mediático. Uno de ellos fue el caso de O.J. Simpson, en el que Dershowitz formó parte de la defensa encabezada por el también famoso abogado Robert Shapiro.

 

“El misterio de Von Bulow” es una película de 1990 que trata de un caso real de homicidio en el que se acusa al protagonista (interpretado por el gran actor Jeremy Irons en la película) de matar a su millonaria esposa (interpretada por la también fantástica actriz Glenn Close).

 

La película gira alrededor del trabajo de argumentación de Dershowitz y de su equipo de ayudantes, con base en la evidencia científica disponible y sobre la ambivalencia moral a la que los abogados se enfrentan cuando deben defender a una persona de la que tienen fuertes sospechas de que en efecto cometió el delito que le están imputando.

 

7) “Erin Brockovich”.

 

Julia Roberts es una de las mejores actrices de las últimas décadas. En “Erin Brockovich” (estrenada en el año 2000) Roberts protagoniza a una tozuda madre soltera que se decide a investigar abusos medioambientales de una gran empresa, mientras trabaja como ayudante en un despacho de abogados.

 

En el film se puede ver la forma en la que las grandes empresas compran el silencio de los involucrados en grandes desastres medioambientales que pueden tener efectos sumamente dañinos para los seres humanos. En el caso concreto se trata del envenenamiento de personas por consumir agua contaminada.

 

También es un recordatorio de lo mucho que puede lograr una persona cuando se decide a poner todo su empeño en una causa.

 

La dirección de la película corrió a cargo de Steven Soderbergh, luego conocido por películas como Traffico Contagio.

 

8) “Estado de sitio”.

 

Protagonizada por el siempre fabuloso Denzel Washington y dirigida por Edward Zick, la película “Estado de sitio” ( The siege, 1998), plantea una serie de temas de indudable interés para los estudiosos del derecho penal y del derecho constitucional. Se trata de la forma en que se debe reaccionar ante una serie de atentados con bombas en una gran ciudad de los Estados Unidos. La ciudad en cuestión es Nueva York, si bien cabe señalar que la película fue realizada antes de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

 

¿Cómo debe responder un Estado constitucional de derecho ante una amenaza terrorista que puede implicar la muerte de miles de personas? ¿Qué grado de compromiso deben tener las autoridades con los derechos fundamentales de todos? ¿En qué casos y con qué límites se puede utilizar al ejército dentro de una gran ciudad, para encontrar una célula terrorista?

 

9) “El conspirador”.

 

Uno de los eventos más traumáticos de la historia de los Estados Unidos es el asesinato del entonces Presidente Abraham Lincoln. En la película “El conspirador”, dirigida por Robert Redford y protagonizada por James McAvoy, se cuenta la historia del abogado que se encarga de la defensa de la madre (llevada a la pantalla por la actriz Robin Wright, quien se hizo muy conocida por su trabajo como la esposa de un perverso político norteamericano en la serie House of Cards), de uno de los conspiradores que llevaron a cabo el asesinato de Lincoln.

 

El film ilustra muy bien las dificultades que tienen los abogados cuando atienden casos de alto perfil público, en los que la mayoría de las personas ya tienen una idea muy formada sobre los hechos y existe en la opinión pública una especie de veredicto social de culpabilidad.

 

10) “La vida de los otros”.

 

Durante décadas, los ciudadanos de la llamada “República Democrática Alemana” vivieron bajo el yugo de una tremenda dictadura. En “La vida de los otros” se ilustra el control ejercido por la policía secreta alemana (la temible Stasi) sobre los ciudadanos y, en particular, sobre aquellos en torno a quienes existían sospechas que estuvieran en comunicación con algún país occidental.

 

La película nos recuerda la importancia de ponerle límites al poder y de defender nuestra vida privada frente a los apetitos totalitarios que siempre anidan en los seres humanos, sobre todo cuando pueden tomar decisiones que afecten a nuestras vidas.

 

Esta película, que fue la opera prima de su director Florian Henckel, ganó el Premio Óscar a la Mejor Película Extranjera, en el año 2006.






         
  Instituto de Investigaciones Jurídicas-UNAM  
         
 

Circuito Mario de la Cueva s/n,
Ciudad Universitaria
Delegación Coyoacán, México D.F.,
CP 04510

56-65-23-42
56-22-74-63
extensión 1721

 

Miguel Carbonell es investigador de tiempo completo en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y profesor de la Facultad de Derecho de la misma Universidad. Es especialista en derecho constitucional y derechos fundamentales.

Ha enfocado su trabajo en temas como derecho a la información, transparencia gubernamental, reforma del Estado, juicios orales, derecho a la no discriminación y políticas públicas sobre los derechos sociales

 

miguel@miguelcarbonell.com

Facebook DrMiguelCarbonellTwitter @MiguelCarbonellYouTube DrMiguelCarbonell