Búsqueda
 
     
 


 
     
 
     
     
    Contacto
     
    Nombre:

Comentario:

¿Eres humano?
   
 
       
     
     
   
 
Ahora, a exigir que se cumplan las promesas
ADN político
Miguel Carbonell
Sep 5, 2012 - 7:19:27 PM

Envía por Email
 Impresión Amigable


Artículo del Dr. Miguel Carbonell publicado el día de hoy en la página web ADN político.

Para leer el artículo dé click aquí


Ahora, a exigir que se cumplan las promesas

Miguel Carbonell

IIJUNAM

En una parte de la sociedad mexicana existe la convicción de que el ejercicio de la ciudadanía se agota al ir a votar cada 3 o cada 6 años. Se trata de un visión simplista, pero muy extendida, según la cual la democracia se resumiría en el momento de la contienda electoral, de forma que los ciudadanos cumplen con su papel si van a votar y luego pueden proseguir con sus actividades ordinarias, sin preocuparse más del funcionamiento de la democracia mexicana.

Lo cierto es que la democracia –en México y en cualquier otro país que merezca ser calificado como democrático- es un modelo mucho más exigente. Lo es para los gobernantes, sin duda alguna. Pero lo es también para los ciudadanos, que deben jugar un papel activo en el día a día del juego democrático. No es posible concebir ningún sistema democrático sin la participación popular, la cual debe producirse de manera permanente y no esporádica.

Vale la pena recordar lo anterior una vez que ha iniciado sus trabajos la nueva Legislatura del Congreso de la Unión y que está próximo el recambio en el poder Ejecutivo federal. Tanto los ahora legisladores como el presidente electo hicieron muchas promesas siendo candidatos. Es momento de recordarlas, tenerlas bien anotadas y exigir que se cumplan puntualmente.

Pero es importante que esa exigencia no se plasme solamente a través del voto en el año 2015 o en el  2018. Por el contrario, muchos de los problemas del país requieren de atención urgente, de modo que no podemos perder ni un momento para intentar resolverlos.

Los ciudadanos pueden convertirse en factores de exigencia y de presión de muchas maneras y a través de diversos canales. El primer requisito para lograrlo es estar informados, de forma que se cuenten con los conocimientos necesarios para saber al menos lo básico sobre los temas que conforman la agenda pública.

Una vez que se cuenta con la información necesaria, cada uno de nosotros puede entrar en contacto con los representantes populares (sean diputados federales, senadores, diputados locales, presidentes municipales, gobernadores o incluso el presidente de la República) a través de sus respectivas direcciones de internet, por medio de cartas dirigidas a ellos o a los medios de comunicación, a través de videos en Youtube, por carta física a la manera tradicional, etcétera.

También se puede hacer uso de las redes sociales para expresar una exigencia o recordar una promesa no cumplida (¿se acuerdan del slogan según el cual alguien se proponía ser “El Presidente del Empleo”?). Los políticos suelen ser sensibles a lo que se escribe en las redes y siempre tienen a alguien de sus equipos de apoyo rastreando los mensajes que se les dirigen. Hay algunos legisladores que –me consta- utilizan ellos mismos sus cuentas de Twitter; es el caso de los senadores Javier Corral, Laura Rojas, Javier Lozano, Pablo Escudero, Alejandra Barrales o del exdiputado Luis Videgaray, entre otros. Todos ellos están conectados con frecuencia y seguramente estarán muy atentos a las peticiones ciudadanas.

Lo importante es que no dejemos que pase el tiempo y que las grandes promesas de las pasadas campañas electorales vayan cayendo en el olvido. Sirve de poco recordar hoy lo mucho que prometió Felipe Calderón en la campaña de 2006, cuando el Presidente está a punto de pasar a retiro cobrando una generosa pensión vitalicia que pagaremos todos los contribuyentes.

Debemos anticiparnos en las quejas y reclamos, para que los políticos profesionales sepan que tenemos buena memoria y que nos tomamos en serio lo que nos dijeron cuando eran candidatos. De nosotros y de nadie más depende que así sea.





-------------------
Enlaces relacionados:
 
5 Tareas urgentes para el nuevo Congreso

Los retos del nuevo Congreso

¿Cómo construir un mejor futuro para México?

Ante la boleta

La participación política en el Estado Constitucional

Internet para mejorar al gobierno

Medios digitales, elecciones y democracia

Las redes sociales, palanca del cambio democrático

El costo de las leyes en México

Cualidades de un presidente

El México que tenemos: a la sombra del país que quisimos ser


         
  Instituto de Investigaciones Jurídicas-UNAM  
         
 

Circuito Mario de la Cueva s/n,
Ciudad Universitaria
Delegación Coyoacán, México D.F.,
CP 04510

56-65-23-42
56-22-74-63
extensión 1721

 

Miguel Carbonell es investigador de tiempo completo en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y profesor de la Facultad de Derecho de la misma Universidad. Es especialista en derecho constitucional y derechos fundamentales.

Ha enfocado su trabajo en temas como derecho a la información, transparencia gubernamental, reforma del Estado, juicios orales, derecho a la no discriminación y políticas públicas sobre los derechos sociales

 

miguel@miguelcarbonell.com

Facebook DrMiguelCarbonellTwitter @MiguelCarbonellYouTube DrMiguelCarbonell