MiguelCarbonell.com

Informe mundial sobre trabajo doméstico
OIT

Mar 27, 2014 - 2:20:22 PM

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), presentó el primer informe mundial sobre trabajo doméstico titulado “Los trabajadores domésticos en el mundo. Estadísticas mundiales y regionales, y alcance de la protección jurídica”, que analiza la situación social, laboral y jurídica de las y los trabajadores domésticos en 117 países de todo el mundo, partiendo de tres aspectos fundamentales: la regulación del tiempo del trabajo, el régimen de salarios y pagos en especie, y la protección de maternidad de las trabajadoras domésticas.

La OIT señala que en el año 2010 existían 52.6 millones de personas dedicadas al trabajo doméstico, esta cifra sin contar a los menores de 15 años que para 2008 se estimaban en más de 7.4 millones. A pesar de que el número de hombres que trabajan en este sector es considerable, desempeñándose con mayor frecuencia como jardineros, mayordomos o choferes, más del 80% del total de personas dedicadas al trabajo doméstico son mujeres. En términos globales, el trabajo doméstico representa el 3.5% del empleo de las mujeres, y en algunas regiones como en América Latina y El Caribe, donde 19.5 millones de personas realizan trabajo doméstico, 90% son mujeres de entre 30 y 50 años.

domestic1.jpg


Las y los trabajadores domésticos suelen enfrentar largas jornadas de trabajo, bajos salarios, escasa cobertura de seguridad social, poco tiempo libre, incumplimiento de sus derechos laborales, situaciones de violencia física, mental y sexual y legislaciones laborales deficientes o discriminatorias que les ofrecen poca protección. Tan sólo el 10% de todos los trabajadores domésticos, es decir, cerca de 5.3 millones, está cubierto por una legislación laboral general al mismo nivel que los demás trabajadores y cerca del 29%, es decir, 15.7 millones de trabajadores en este sector, se encuentran excluidos por completo de la legislación laboral de los países.

Para más de la mitad de la totalidad de trabajadoras y trabajadores domésticos, las respectivas legislaciones nacionales no prevén un límite de horas de trabajo semanal y para el 45%, no prevén el derecho a períodos de descanso semanales. En países de América Latina y África se han ampliado las medidas de protección y seguridad mínimas de las y los trabajadores domésticos, sin embargo, en países del Oriente Medio y Asia, aún queda mucho camino por recorrer en materia de igualdad de trato.

domestic4.jpg


Otro gran problema que enfrentan las y los trabajadores en este sector es la explotación y los salarios bajos. El informe de la OIT señala que los bajos salarios en este sector se deben a que los requisitos formales en materia de competencias suelen ser poco exigentes, a la poca valoración del trabajo doméstico por parte de la sociedad y de los gobernantes y a la debilidad que caracteriza la posición negociadora de los trabajadores domésticos. Por estas razones, el informe urge a los gobiernos a tener legislaciones que fijen salarios mínimos para evitar la explotación.

El 5.9% del total de personas dedicadas al trabajo doméstico reciben remuneraciones por debajo al salario mínimo de otros trabajadores, además, la mayoría de ellos sufren reducciones al salario total por razones de alimentos y alojamiento. Este pago parcial, también llamado "pago en especie", representa otra condición de vulnerabilidad, sobre todo en aquellos casos en que los trabajadores tienen que vivir en las instalaciones de su empleador. En este sentido, el informe reconoce el trabajo de Namibia, que ha establecido recientemente una comisión salarial para fijar un salario mínimo para las y los trabajadores domésticos y regular los pagos en especie.

domestic2.jpg


Dado que la gran mayoría de trabajadores domésticos son mujeres, el derecho a la protección de la maternidad resulta fundamental, sin embargo, actualmente más de una tercera parte de las trabajadoras domésticas no tienen derecho a la licencia ni prestaciones de maternidad.

Finalmente, el informe recomienda seguir las acciones derivadas del Convenio número 189 y de la Recomendación número 201 para que los gobiernos aprueben legislaciones inclusivas que amplíen la protección de las y los trabajadores domésticos.


Los trabajadores domésticos siguen experimentando una pobre protección legal:





-------------------------------

Enlaces relacionados:

Coyontura Laboral en América Latina y El Caribe

Informe mundial sobre salarios

Informe sobre el desarrollo mundial 2013: empleos

Los jóvenes y las competencias: trabajar con la educación

Tendencias del empleo juvenil 2012

Informe sobre desarrollo mundial 2012: Igualdad de género y desarrollo

Atlas mundial de la igualdad de género en educación

Los derechos sociales en la encrucijada

Nuevo siglo, viejas disparidades: brechas de ingresos por género

Mujeres, negocios y derecho 2012: eliminando barreras para la inclusión económica

El ejercicio de los DESC en México

Página web OIT

 

 



© Copyright 2014 - MiguelCarbonell.com